Lo nuestro son cuestiones de azar y un poco de coincidencia.
Lancé los dados y salieron a mi favor, a tu favor, a nuestro favor. 
Eres el comodín de mi baraja,  mi escalera perfecta. 
La recompensa a mis apuestas, a mis riesgos, a mis sacrificios. 
Eres mi par, mi 21, mi uno, mi único. 
Eres el premio de una ruleta que gira y gira y gira.
Mi número de la lotería.
La cara y la cruz al tiempo. 
Eres el seis que le faltaba al mío. 
Eres diamantes, eres corazones. 
Eres el rey, eres el as. 
Eres mi suerte, mi amuleto; mi trébol de cuatro hojas. 
Todo eres. 

Pero no sé quién tuvo más suerte...
Pues al final tu solo giraste la pirinola de mi amor y lo tomaste todo. 









Comments

Post a Comment

Popular posts from this blog

27

Una canción triste que nunca termina.