Pregúntame; pero te lo aseguro no tengo efectivas respuestas.

Si alguien es este momento se atreviera a preguntarme como estoy, creo que debería tomar asiento, un par de libros, tal vez algo de comer y se prefiere para su comodidad una cobija y una almohada.
Si alguien tuviera el valor suficiente de escucharme por horas, como un psicólogo que por favor levante la mano y me siga, porque realmente lo necesito.
No seria prudente hablar sola, tampoco llorar y muchos menos gritar. 
Ese al parecer no es mi estilo de desahogarme, o bueno,simplemente hoy se me han agotado las lagrimas, la voz y los alientos.
No quiero parecer una persona con serios problemas de depresión porque no lo soy. 
Pero, hoy y honestamente casi toda la semana mi mente da vueltas y vueltas y como siempre lo digo, esta hecha un mar de cosas. 
Mi mente parece una habitación blanca, amplia y oscura llena de papelitos y cosas por todos lados, desorganizada y hecha un caos.
Debería ser organizada lo sé, y entonces empezaría por colocar cada imagen y recuerdo de mi infancia en un lado, cada sueño en otro; las pesadillas y los malos deseos deberían de irse en la basura; cada información y conocimientos guardados y esas hojas de los secretos en un cajón con llave y si pudiera algunos en una caja fuerte.Mis habilidades en cuadros por que me siento orgullosa de ellas y mi imaginación cerca de la puerta para que este allí  cuando la necesite; mi adorada inspiración algo adolorida y transformada en un gabinete pulcro, como si fuera un trofeo;mis gustos y preferencias deberían tomar asiento no se sabe cuando tenga que usarlos y es mejor que estén relajados para cuando en una buena conversación, esas que hace mucho no tengo pueda compartirlos y que sean admirados; mis errores y equivocaciones los conservaré, aunque sería mejor si los desechara, me gustaría conservarlos un poco más, no para verlos y lamentarme si no para verlos y sonreír por que sé que no los voy a volver a cometer. Mi futuro, mis metas mi deseos y mis propósitos en un lugar visible, seguramente como carteles en letras grandes y con altas expectativas, así no se me olvidará nunca todo lo que quiero hacer y haré;finalmente y no por ellos menos importantes mis creencias, bien conservadas y nunca olvidadas principios son principios y nunca morirán.
Al parecer mi mente-habitación ya esta organizada, pero hay algo en ella que aún me molesta. Un pequeño papel arrugado en el suelo pisoteado y lastimado, lo abro y al verlo, si: son todas aquellas crisis existenciales, cada espacio triste e irónico cada aspecto involuntario que me hace ponerme en esta situación tan detestable. 
En mi mente habitan 2 personas que tienden a multiplicarse por 3,4,5 y hasta 6. 
Ese pequeño pedazo de papel que no debería tener importancia para mí si la tiene, y mucha. 
Ese pequeño espacio de mi mente es que aveces me hace pensar...
¿Soy mala persona? 
Esa pregunta me ronda, me molesta, me incomoda, me preocupa y me afecta.
Creo que nadie será lo mas sincero para responderme esa pregunta.
creo que nadie me dirá todo lo malo acerca mío.
Nadie lo hará.
Simplemente se alejan, desaparecen, me ignoran y en vez de ayudarme a ser mejor 
tan solo hacen empeore.
Ese papel lo voy a botar a la basura. 

Comments

Popular posts from this blog

Una canción triste que nunca termina.